Show simple item record

Repercusión tensional de la topografía de ataches axiales en sobredentaduras implantoretenidas

dc.contributor.advisorGonzález González, Ignacio Ramón 
dc.contributor.advisorSánchez Lasheras, Fernando 
dc.contributor.authorGómez Suárez, Máximo Antonio
dc.contributor.otherCirugía y Especialidades Médico Quirúrgicas, Departamento de spa
dc.date.accessioned2015-11-23T17:36:49Z
dc.date.available2015-11-23T17:36:49Z
dc.date.issued2015-06-12
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/10651/33889
dc.description.abstractINTRODUCCION. Una sobredentadura implanto retenida para la rehabilitación de una arcada mandibular totalmente desdentada es una opción protésica con altas tasas de supervivencia de implantes. Aunque puede ser retenida por uno o más implantes, los consensos de McGill y York recomiendan dos como primera opción de tratamiento. Los ataches de barra y de bola son los principales sistemas de unión de los implantes a la sobredentadura. La elección de uno y otro depende de la menor transferencia y mejor distribución del estrés al hueso periimplantario y complejo implante/atache. Parece ser que los ataches de bola como el Locator que no ferulizan los implantes y tienen mayor resiliencia proporcionan mejor ambiente biomecánico que los ataches de barra. No obstante faltan por aclarar importantes cuestiones que pueden influir en la cantidad de estrés como son la influencia de la situación anterior o posterior de los dos implantes, el efecto de aplicar carga unilateral de diferente localización o en combinación con carga bilateral en una misma investigación. HIPOTESIS INICIAL. La sobredentadura mandibular retenida por dos implantes axiales de situación anterior provoca menor tensión en el hueso periimplantario y ataches que los situados en otra posición. MATERIAL Y METODOLOGIA. Diseño experimental in vitro de análisis de elementos finitos 3D. Se modelizó un arco de hueso mandibular tipo D2 y D3; una base protésica de acrílico de similar forma; dos implantes 4,2 x 10 mm de conexión externa posicionados a nivel de incisivos laterales, caninos, segundos premolares y en aspa; y dos ataches Locator de 4 mm de altura y polimetilmetacrilato de material resiliente. Se aplicó carga unilateral de 100 N en posterior, canino y anterior y bilateral posterior de 75 N en cada lado y combinada con 40 N de carga anterior. Todos los materiales homogéneos e isotrópicos. RESULTADOS. Con carga unilateral posterior el mayor estrés óseo periimplantario se localizó en el canino homolateral del modelo en aspa (43,89 MPa), seguido del lateral y canino del mismo lado de carga (37,82 MPa y 35,84 MPa respectivamente). Con carga unilateral en canino, similar tendencia pero de menor intensidad. Con carga unilateral en sector anterior y posterior a la vez, lo mismo pero el estrés óseo periimplantario aumentaba hasta niveles semejantes a carga unilateral posterior. Con carga anterior los valores de estrés son similares para cada modelo en un rango entre 10 y 18 MPa, muy semejante a carga bilateral. Con carga bilateral posterior o combinada con anterior, la distribución del estrés es similar en uno y otro lado para cada modelo de sobredentadura, con el menor nivel de estrés en el modelo de premolares (9 y 4,63 MPa). En general el estrés se localiza por distal del área crestal periimplantaria y ápice. En los ataches y para todos los modelos, el macho soporta mucho mayo estrés que la matrix y los valores de ambos son mayores que los registrados en hueso periimplantario. Se localiza principalmente en el cuerpo del atache y uniformemente por la hembra. DISCUSION. Con carga unilateral de cualquier situación, nuestros datos han mostrado que independientemente de la situación de los implantes, el mayor estrés se registraba en el hueso periimplantario del implante del lado de carga. Este hallazgo es una constante relatada por la mayoría de autores, independientemente del tipo de atache y del método de evaluación utilizado. Asimismo, con carga posterior, los implantes de situación más distal soportan menos estrés óseo, aunque no comparables, también se ha citado en otros estudios. El hallazgo de que el estrés en el modelo en premolares, en general, es menor tanto para el lado de carga como de no carga comparada a implantes en caninos o en laterales, tanto para carga unilateral o bilateral, no se cita en la literatura. El modelo en aspa tiene en general el peor ambiente biomecánico principalmente con carga en el lado del implante en canino, quizás por momentos de rotación diferentes. La carga bilateral posterior combinada o no con carga anterior muestra una distribución uniforme del estrés óseo periimplantario para todos los modelos, mejora el ambiente biomecánico y puede ser recomendada El mayor estrés en los ataches comparado al hueso periimplantario puede actuar como un freno para la trasmisión del estrés, impidiendo su transferencia al hueso periimplantario. CONCLUSIONES. El estrés en el hueso periimplantario y en los ataches siempre fue mayor en el lado ipsilateral. El modelo con implantes en segundos premolares mostraba los menores valores de estrés. No se puede admitir la hipótesis planteada.spa
dc.format.extent210 p.spa
dc.language.isospaspa
dc.rightsCC Reconocimiento - No comercial - Sin obras derivadas 4.0 Internacional
dc.rights.urihttp://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/
dc.subjectInvestigación en odontologíaspa
dc.subjectEstomatologíaspa
dc.titleRepercusión tensional de la topografía de ataches axiales en sobredentaduras implantoretenidasspa
dc.typedoctoral thesisspa
dc.local.notesDT(SE) 2015-113spa
dc.rights.accessRightsopen access


Files in this item

untranslated

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

CC Reconocimiento - No comercial - Sin obras derivadas 4.0 Internacional
This item is protected with a Creative Commons License